Hace dos años que Asela y Carlos se casaron. Cuando digo esto todos pensamos en si la novia cabrá en el vestido o no, ¿qué creeis? ¡esta pareja sí! ellos se aman, se quieren y se cuidan el uno al otro.

Asela es muy alegre, cariñosa y dedicada a Carlos, él la quiere, se desvive por ella, por ella y su pequeña, Lola, un pastor alemán de tres años a la que no dudaron traer para la ocasión. Juntos no necesitan nada más, saben vivir con lo esencial y eso a veces lo olvidamos. Espero que seáis así de felices cientos de años chicos, conocer a gente como vosotros hace que adore más mi trabajo y a mi mujer…



Ir arriba