Gala loves Sergio

Esta es la pequeña historia de una familia muy especial para mí. A Gala la conocí en el instituto hace años, cada uno hacíamos una especialidad distinta pero pese a eso, todos sabíamos de todos allí. Pasaron los años y cada uno siguió por su camino, el camino que cada uno de nosotros decide tomar para cumplir sus sueños.

Pese a la distancia, siempre, de algún modo u otro hemos coincidido en algún lugar, como por ejemplo en la fiesta mayor de Rubí, el que va sabe que es un buen momento para volver a encontrarte con viejas amistades y tomarte algo con ellos.

Ha llovido mucho, tanto como trece años desde que salimos del instituto, ¡y es que nos hacemos mayores!

Gala y Sergio se conocieron  durante este período y siguen juntos, estrechando sus lazos cada vez más y compartiendo una de sus debilidades y su profesión como es la fotografía.

Gala ama a Sergio y él pese a todo este tiempo aún se sonroja cuando la escucha hablar. Sergio la adora, es lo que vi aquella tarde que pasé con ellos, lo que sentí cuando los escuchaba hablar, la ternura que desprendían cuando miraban, cuando se cogían de la mano o cuando trataban de controlar a sus incontrolables perros, Greta y Milú.

El tiempo nos ha hecho coincidir y poder compartir una tarde todos juntos, de contar batallitas y tomarnos cómo no, una cerveza a la salud de los presentes.

Espero haber podido reflejar, por poco que sea, lo que esta pareja se quiere. Un fuerte abrazo y un par de huesos.

Raúl

No hay comentarios

Por favor escribe el código de seguridad para validar tu comentario. *