¡Hola a todos! Soy Raúl y estoy enamorado.

En primer lugar de mi mujer, Mónica, ella es quien me aguanta mis locuras de manera estoica, se casó conmigo y aceptó gratamente como hija adoptiva a la cámara de fotos.

En segundo lugar mi amor por la fotografía, es cada vez más intenso, más puro y más sincero. La capacidad que tiene de transportar recuerdos, sentimientos e incluso olores a lo largo del tiempo la hace especial, ¿alguna vez no os ha pasado que al ver una fotografía los ojos han empezado a “sudar”?, eso es lo que solemos decir los hombres…

Cada uno de nosotros creamos nuestra propia historia en el momento en que ocupamos un lugar privilegiado en el vientre de nuestra madre durante nueve meses, pasando por los primeros pasos, la primera palabra, el primer día de colegio, el día que nos vamos de vacaciones sin nuestros padres, la primera cita, o la gran boda…. Es el ciclo de la vida y me encanta poder formar parte de él, captando momentos importantes, vuestros momentos.

En fin, soy fotógrafo, contorsionista, payaso y a veces psicólogo desde hace cuatro años ¡y me encanta! Tal vez por esa razón adoro lo que hago.

Un fuerte abrazo y ¡Gracias por venir!

Raúl

No hay comentarios

Por favor escribe el código de seguridad para validar tu comentario. *